10 pasos para comenzar una escuela en casa de manera efectiva

10 pasos para comenzar una escuela en casa de manera efectiva

“Ya decidí que mis hijos no irían más a la escuela… ¿y ahora qué  hago?” Es una de las dudas más frecuentes a las que nos enfrentamos como padres educadores. Nadie nos ha enseñado a educar en casa y eso nos puede llegar a causar muchas inseguridades y miedos, pero la realidad es que no hay nada que temer. Por eso aquí te comparto los 10 pasos que necesitas para comenzar a educar en casa de forma efectiva.

1. Tómate un tiempo.

Si tus hijos ya asistían a la escuela, es importante que se tomen un tiempo antes de comenzar la escuela en casa. Este es un tiempo de transición que les servirá para  adaptarse a su nuevo estilo de vida. Es importante que en este tiempo busques informarte mejor y organizar tus nuevas rutinas para que todo funcione bien una vez que decidas comenzar. ¿Cuándo vas a comenzar? Cuando te sientas segura y cuando veas que tus hijos ya se han relajado del ritmo que llevaban en la escuela.

2. Investiga y empápate del tema de educación en el hogar.

Utiliza ese tiempo para conocer a fondo cómo funciona la escuela en casa ya en la práctica. Puedes ver blogs, canales de YouTube o incluso leer libros escritos por padres educadores contando sus experiencias. Te vas a dar cuenta que en este mundo no existen dos familias educadoras iguales. Algunas lo llevan más estructurado, llevan libros escolares, utilizan plataformas educativas o llevan un currículo, mientras que otras son menos estructuradas. Puede ser que te encuentres términos como: “unschooling”, “worldschooling”, “flexischooling” que utilizan algunas familias para definir su estilo. Otros más son una mezcla de varias cosas y tú necesitas descubrir cuál va a ser el estilo que más se adapte a tu familia.

3. Conoce a tus hijos.

Vas a pasar mucho más tiempo en casa con tus hijos y eso te va a permitir conocerlos profundamente. Aprovecha para detectar cuáles sus áreas fuertes y débiles y sus estilos de aprendizaje. Ayúdales a descubrir qué les apasiona. Deja que el aprendizaje vaya más allá de contestar libros y permíteles explorar sus intereses y estudiar en base a ellos. También es muy recomendable que busques inscribirlos  a talleres de diferentes disciplinas para que puedan desarrollar sus talentos.

4. Organízate.

Establece rutinas, horarios y rincones de estudio por tu casa. Es recomendable que lleves una agenda en donde planees tu día a día, para que puedas estar al tanto de las actividades que harán así como de los pendientes de tu familia. En cuanto al área de estudio, puedes adaptar algún lugar de tu casa para hacer homeschool o bien, pueden usar la mesa de comedor. Busca algún lugar en donde puedas poner cajoneras, repisas o estantes para ordenar tus libros y materiales didácticos.

5. Involucra a tus hijos en todo.

No te abrumes pensando en todo lo que tendrás que hacer tu sola. Asigna a tus hijos tareas del hogar, ya que esto les va a permitir desarrollar el sentido de responsabilidad y la disciplina diaria. Facilita el proceso asignando deberes de acuerdo a su edad y capacidad. Puedes hacer un horario donde ellos sepan qué cosas les toca cada día de la semana, así todos cooperan para mantener el orden. Mientras tú cocinas, uno de tus hijos puede lavar las verduras, mientras tú lavas ropa otro te ayuda a doblarla, mientras uno limpia la mesa el otro barre, etc.. ¡Hazlos parte de tu día a día!

6. Cuida el ambiente.

Crea un lugar donde tus hijos busquen aprender de manera independiente y rodéalos de materiales hermosos y atractivos que los inspiren a buscar su propio aprendizaje. Trata de estar inspirada y motivada tú también  porque tu estado de ánimo, el ambiente de tu hogar y la manera en que veas tu escuela en casa, va a contagiar a todos los miembros de la familia. Busca en internet cuentas o sitios que te inspiren a crecer en este proceso.

7. ¡Diviértete!

No creas que te vas a pasar los días encerrada en tu casa con los niños. Tienes total libertad para llevar tu escuela en casa a dónde tú quieras. Además hay miles de actividades que pueden hacer y que pueden ser enriquecedoras para tus hijos. Salgan a explorar la naturaleza, hagan experimentos, vayan a la biblioteca o a museos, busquen talleres de ciencias, etc.. Pueden  explorar tanto como deseen, pero no permitas que tu escuela en casa sea aburrida.

8. Busca una comunidad homeschooler.

Es importante que tengas una red de apoyo porque habrá momentos en los que necesites un consejo y sepas que no estás sola en esto. Además  es bueno que tus hijos tengan amigos que también hagan escuela en casa. La educación en el hogar ha crecido muchísimo durante estos últimos años, es cuestión de buscar y es casi seguro que en tu ciudad vas a encontrar otras familias que  eduquen igual que tú . Si no encuentras un grupo de apoyo, ¡comienza el tuyo!

9. Disfruta cada día.

La escuela en casa ¡es maravillosa! Es un estilo de vida diferente que te permite conectarte de forma profunda con cada uno de tus hijos. Está llena de aventuras y momentos que se van a quedar guardados para siempre en tu memoria y en la de tus niños. Disfruta el proceso porque cuando menos pienses tus hijos habrán crecido.

10. Aprende a depender de la gracia de Dios.

Si algo he aprendido de hacer escuela en casa es que necesitamos de la gracia de Dios. Habrá ciertos momentos, ciertos días en que no sabrás cómo hacerlo o vas a sentir que no lo que estás haciendo bien. Esos días te aconsejo que cierres los libros y le abras tu corazón a Dios. Que le pidas de su gracia y su sabiduría para enseñarle a tus hijos de una forma en la que ellos puedan aprender. Esta parte es una de las que más me ha hecho crecer como mamá cristiana.  Al final cuando siento que ya no tengo más para ofrecerle a mis hijos es cuando recibo más paciencia, más amor y más gracia y creatividad de parte de Dios. Puedes estar segura  que nada de lo que siembres en tus hijos es en vano y todo dará fruto a su tiempo.

Espero que estos consejos te hayan servido. Si te quedaron dudas o quieres contactarme puedes buscarme en instagram como @homeschoolingourfive y próximamente en mi blog dianarubalcava.   

Deja un comentario