Blog

La mejor manera de enseñar finanzas sanas a los niños

Formemos desde temprana edad niños que sepan de finanzas sanas.

¿Por qué es importante iniciar una formación de finanzas sanas desde que son pequeños?

Enseñar los conceptos financieros básicos, así como buenos hábitos financieros a los niños desde una temprana edad, tendrá un impacto enorme en su vida adulta, evitándoles problemas, incluso en la edad del retiro. 

Así como se les instruye a los niños sobre hábitos de limpieza e higiene personal, alimentación y vida saludable, es fundamental enseñarles en esta etapa de su vida sobre hábitos financieros personales. 

Existe la falsa creencia de que las finanzas son complicadas y más para un niño, es por ello que muchos padres optan por esperar a que entren a la adolescencia para ver estos temas, o peor aún, no tienen una plática sobre esto con sus hijos, lo que ocasiona malos hábitos financieros en la etapa adulta.

Son los padres la principal fuente de información financiera, si llevamos finanzas ordenadas, sin deudas, con ahorros, muy probablemente ellos en el futuro se comportarán de una manera similar, de igual forma es muy importante involucrarlos en actividades financieras desde pequeños.

¿Cómo enseñar finanzas a mi hijo?

Puedes comenzar enseñando los siguientes conceptos financieros desde temprana edad: ingreso, gasto, dádiva y ahorro. 

  • Ingreso: Es el dinero que obtendrán por un trabajo realizado. En este punto es fundamental mostrarles el valor del trabajo, no solo por el dinero que obtendrán.
  • Gasto: Es la manera en que disfrutamos del fruto de nuestros esfuerzos y de nuestro trabajo, recuerda que los padres son las guías para que sus hijos hagan buenas compras.
  • Dádivas: Es el dinero que donamos o regalamos. Es una manera de criar a niños generosos. 
  • Ahorro: Dinero que se guarda hoy para gastar en un futuro. Enseña el valor de esperar por algo mejor en lugar de la gratificación instantánea. El ahorro puede ser a corto, mediano o largo plazo.

Es recomendable enseñar finanzas según la edad de cada niño, lo ideal es dividirla en los siguientes grupos: de 3 a 5 años, de 6 a 8 años y de 9 a 12 años, esto es debido a que cada grupo de edades aprende de una manera distinta.

A continuación te presento algunas recomendaciones y tips para enseñar finanzas según el grupo de edad.

Niños de 3 a 5 años:

  • Responden mejor a la gratificación inmediata, celébralos y págales cuando terminen una tarea.
  • Anota las tareas completadas en un pizarrón.
  • Ayúdalos a entender qué está pasando cuando dan su dinero en intercambio por un juguete u otra cosa.
  • Escribe el costo total de un juguete grande y cuánto tiempo tardarán en ahorrarlo.

Niños de 6 a 8 años:

  • Están listos para recibir su ingreso o pago de manera semanal 
  • Ellos pueden marcar cada trabajo que terminen en su pizarrón.
  • Ayúdalos a sumar lo que ganarán de la semana y a crear un plan más detallado de gastos (diversificándolo en distintas categorías).
  • Ayúdalos a tener un control de cuánto tienen ahorrado cada semana.
  • En esta etapa ya pueden aprender del 10% de dádiva y de las necesidades de otros.

Niños de 9 a 12 años:

  • Pueden tener su propio control y cálculo de pago por trabajos. 
  • Págales semanalmente y felicítalos por sus logros y madurez. Anímalos a empezar su propio negocio o trabajo fuera de tu casa.
  • Que ellos creen su propio plan de gastos y de ahorro. Empieza a enseñar de presupuestos y cómo planear para varias cosas a la vez. 
  • Habla de ahorros a largo plazo para algo grande (como un carro). Felicítalos por sus ahorros a largo plazo.

Ten en cuenta que cada familia es diferente, por lo que hay actividades que en tu casa son expectativas, es decir, son las obligaciones y responsabilidades que tiene tu hijo, para esas actividades no hay pagos. Para los trabajos se debe pagar lo mismo cada vez que se realicen. Define bien con tus hijos cuáles actividades pertenecen a cada sección.

Una forma muy útil de enseñarle a tu hijo a tomar decisiones financieras inteligentes, es darle herramientas creativas como sobres, cajas o alcancías para que divida el dinero que recibe en las 3 categorías que mencioné anteriormente: dádivas, ahorro y gasto. Se recomienda que las dádivas sean el 10% de su ingreso, el ahorro el 20% y el gasto un 70%. 

Ahorrar es una excelente opción para fomentar la paciencia, enséñalo a no obtener las cosas inmediatas, sino que a través de guardar una cantidad de dinero por un tiempo determinado, lo ayudará a conseguir lo que quiere comprar, previamente con tu consentimiento. Una manera en que puedes incentivar el ahorro, es poniéndole una meta para ahorrar, y si la cumple, le puedes recompensar con algo.

Es muy importante que seas consistente, que tengas paciencia, que seas un ejemplo y te involucres en su aprendizaje, que los animes y los recompenses. Disfruta este proceso con tus hijos, hazlo divertido y creativo según su edad. Una vez que ellos dominen los conceptos básicos, puedes ir introduciendo otros más, tales como deuda, presupuesto de gastos, inversiones, compras en línea, e incluso motivarlos a emprender.

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré». – Hebreos 13:5

https://www.instagram.com/mariannmqz/

Chihuahua, Chihuahua
México

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Ya conoces nuestro Blog LAM?

¡Únete a nuestra comunidad!
Nombre completo *
Ciudad *
Teléfono *
Correo *

Ingresar